0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Star Wars Battlefront te pone en primera línea de fuego de las Guerra de las Galaxias
Por Todo Star Wars

Qué difícil es hablar de Star Wars Battlefront. O qué fácil. Depende de lo fan que seas de la saga. Como fan de Star Wars el nuevo juego de EA está lleno de sensaciones increíbles. Como jugador, tal vez sea un juego algo incompleto. Un análisis difícil que me obliga a separar esas dos opiniones, cual Gollum, y que suponen un conflicto interno todavía no resuelto que ríete tú del de Vader al final de El Retorno del Jedi.

Hablando como fan de Star Wars Battlefront ofrece algunas situaciones soñadas durante muchos años. Voy a poner tres ejemplos. Este juego de acción bélica en primera persona te lleva a la Batalla de Hoth. El realismo es tal que incluso se te quedan los pies fríos. da igual el bando, imperial o rebelde, en el que juegues. Caminar entre los AT-AT, esquivando fuego enemigo y oyendo el atronador zumbido de los speeders sobre la cabeza es algo impresionante. Al fan se le suben las pulsaciones y se le revolucionan los midiclorianos. El portento técnico que han conseguido EA y Dice te hace protagonista de Star Wars como no ha conseguido ningún otro juego antes. Como diría Vader, “impresionante, muy impresionante”.
Pero no sólo te mete en la película, te invita a explorar algunos escenarios de Star Wars de una manera que no hemos visto en el cine. Pilotar el Halcón Milenario entre nubes de cazas imperiales mientras pasamos rozando la superficie del planeta de turno es otro de esos momentos que os comentaba. ¿Y perseguir a un grupo de rebeldes a lomos de la velocidad delirante de las moto-jets imperiales? Tercer y último ejemplo que os pongo sobre lo que supone Star Wars Battlefront. Sin ninguna duda, la aproximación más realista que jamás ha tenido un fan a estar dentro de la saga.

Este enorme portento técnico, que seduce al fan también tiene su reverso tenebroso. Algo que sin duda es mucho más evidente para aquellos que no se dejan llevar por un incondicional entusiasmo de fan-boy. El grandioso despliegue técnico no termina por maquillar un planteamiento de juego que, sin fanatismo, tal vez se quede corto. El juego no ofrece un modo campaña, una historia que el jugador pueda protagonizar. Una oportunidad única desaprovechada para conseguir un juego que podría haber sido redondo. En algún momento de la historia reciente de los videojuegos las desarrolladoras han empezado a plantear los juegos como eventos multijugador con un modo campaña como complemento, cuando (en mi opinión, debería ser al revés: un juego con una historia en el que además se te ofrece la oportunidad de jugar con tus amigos. La decisión de EA y Dice por no incluir una campaña ha sido polémica. En su lugar ofrecen un puñado de misiones y retos para un jugador que, tras las primeras horas de juego, quedan reducidas a tratar de mejorar tu propia puntuación.
El gran protagonista, por lo tanto, es el multijugador. Con multitud de opciones y modos, a cada cual más divertido. ¿Cuál es el gran problema de esto? Para poder disfrutar de ello hay que pasar otra vez por caja. Porque el jugador paga el juego, pero para poder jugar on-line debe pagar no sólo la conexión a internet de su casa, también el servicio de turno de su consola, llámese PS Plu o XBox Live. Has pagado el precio del juego, pero en realidad te lo están alquilando. No diré que es culpa de EA o de Dice, ya que es algo que tristemente se ha convertido en el pan nuestro de cada día. Pero sí diré que es emocionalmente castrante y moralmente feo como un rancor.

Tomando estas dos opiniones, nos queda algo en lo que todo aquel que prueba el juego coincide: es precioso y es divertido. Técnicamente es una obra maestra. Ninguna película ha sido llevada jamás con tanto detalle al mundo de los videojuegos. No se trata solamente del realismo gráfico, o de que los soldados imperiales parecen salidos de la película (no tanto los personajes reconocibles como Harrison Ford o Carrie Fisher). Se trata de detalles como el sonido de los distintos tipos de bláster, o las explosiones, que imitan los efectos pirotécnicos de las películas. Tras jugar a Battlefront he empezado a ver las explosiones de Star Wars de otra manera… Pero disfrutar de esa excelencia técnica es difícil cuando tratas de sobrevivir a un enfrentamiento a un AT-ST tras superar a duras penas varias oleadas de soldados de asalto. Es adictivo, es divertido y ofrece muchos retos distintos, a pie o en alguna de las emblemáticas naves de la película.

El juego ofrece además una guinda: poder echar un primer vistazo a lo que nos espera en El Despertar de la Fuerza, protagonizando la Batalla de Jakku, un escenario que visitaremos en la próxima película de Abrams, y que gracias a Star Wars Battlefront, cuando estemos en el cine el día del estreno, podremos decir: yo he estado ahí, yo he luchado por mi vida ahí.

En resumen, Star Wars Battlefront es un juego tan estupendo que en cuanto empiezas a disfrutarlo DE VERDAD, te acuerdas inevitablemente de sus puntos flacos: Star Wars Battlefront es un gran juego. Pero podría haber sido grandioso.

Sigue a Todo Star Wars en Twitter: @TodoSW y Facebook, y si te gusta, comparte.
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×